La tradición de realizar un grabado en las joyas

¿Te has preguntado alguna vez de dónde viene la tradición de hacer un grabado en las joyas? Si eres un joyero profesional, es probable que lleves toda la vida realizando este tipo de grabados en infinidad de relojes, anillos o esclavas. Y, seguramente, no te has parado a pensar en cuál es su historia, origen o motivo. Sin embargo, son muchos los que se preguntan cuál es el origen de esta tradición y a qué se debe que se siga llevando a cabo hoy en día.

Por ese motivo, en el artículo de hoy, vamos a analizar la historia que hay detrás de esta tradición tan extendida, tanto en nuestro país como en el resto del mundo. Te contamos dónde nace la técnica y qué tipos de grabados existen.

Los grabados en joyas

Seguro que, como profesional de la orfebrería o de la joyería, has visto a lo largo de los años cientos de grabaciones en todo tipo de joyas o piezas, ya sean nombres, fechas o frases. Las grabaciones aportan un sello distintivo, emotivo y de belleza, por lo que se han convertido en un trabajo muy común en el sector.

Por ese motivo, es muy frecuente ver este tipo de inscripciones en anillos de compromiso, en alianzas o en cualquier otra variedad de joyas o piezas que se regalen en una ocasión especial.

Veamos de dónde viene esta tradición de realizar inscripciones en las joyas.

La historia del grabado

Para conocer de dónde sale esta tradición, es necesario remontarnos a su origen en el siglo XIII en China. Aquí, aparecieron los primeros plateros y orfebres que realizaban todo tipo de grabados sobre metales. En esa época, era habitual solicitar que se hiciera algún tipo de inscripción especial para su personalización.

Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII, en la época barroca, cuando se comenzaron a mejorar las técnicas que se venían usando desde la época de los primeros grabados en metal.

Los grabados en las joyas llegaron a ser tan populares que tuvieron que establecerse algunas normas al respecto. Por ejemplo, en 1735 se creó una ley para proteger la propiedad artística y así poder favorecer aún más la exportación de estas piezas a otros países.

Ya en 1950, se comenzó a desempeñar esta labor mediante las nuevas técnicas que se habían ido generando gracias a los avances tecnológicos y de comunicación.

De esta manera, llegamos hasta nuestros días con las diferentes técnicas de grabado de joyas que existen. A continuación, analizamos brevemente cuáles son estas técnicas para realizar los grabados en todo tipo de piezas que han perdurado en el tiempo.

Tipos de técnicas

Como buen joyero u orfebre, seguro que sabes que existen distintas maneras de llevar a cabo las inscripciones en las joyas de tus clientes. Pero, solo a modo de repaso, las principales técnicas que existen para realizar inscripciones en joyas son:

  • A mano o artesanal. Se trata de una técnica cada vez más en desuso. Esto se debe al alto coste de cada pieza y a que se requiere de una amplia experiencia en el sector para obtener los mejores resultados. Para efectuar los distintos grabados, se emplea principalmente el buril.

  • Con pantógrafo. Puede ser eléctrico o manual. Es una herramienta articulada basada en las propiedades de los paralelogramos. Aunque es una buena técnica para efectuar inscripciones en pequeños objetos, no es la más empleada por la mayoría de joyeros.

  • Mediante máquinas láser. Esta técnica es la más extendida. Y es que estas máquinas, que nacieron en los 90, se han desarrollado cada vez más. Te permiten ofrecer a tu clientela cualquier tipo de inscripción sobre cualquier metal y con una precisión altísima. Sin lugar a dudas, se trata de una herramienta que cualquier joyero u orfebre debería tener en su taller para ofrecer el mejor resultado posible. Por cierto, es importante que recuerdes comprobar el estado de la bola de grabado y engaste y tus reservas de Gravoxide de vez en cuando.

Cabe destacar que la utilización de una técnica u otra no va en disminución de la calidad o capacidad del profesional. Más bien, se basa en el modelo de negocio que lleve.

Obviamente, las obras de un artesano, que realice todos sus grabados a mano, son incomparables con las de uno que utilice las últimas técnicas y métodos de grabación en joyas. Sin embargo, esto no quiere decir que este último sea menos profesional ni que no sepa manejar un buril. Simplemente, prefiere ofrecer un servicio más rápido y económico a sus clientes y así, poder obtener una mayor rentabilidad. 

Calidad y precisión en joyería y orfebrería

A lo largo de este artículo, hemos descubierto cuál es el verdadero origen de los grabados en las joyas y hemos hecho un pequeño repaso a la historia de esta tradición.

Además, hemos visto cuáles son las principales técnicas de grabado que existen en el sector - como la pintura para rellenar grabados -.  Esperamos que, tras leer este artículo, puedas responder sin problemas a cualquier cliente que te pregunte de dónde viene esa tradición de hacer grabados en las joyas.

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.